« Home | La difícil tarea de concientizar a un argentino » | Despegando... » 

09 marzo, 2006 

Sobre la destitución del Jefe de Gobierno

No voy a defender a Aníbal Ibarra. De hecho su gestión me parece muy pobre. Voy a defender el puesto de Jefe de Gobierno.
CroMagnon podía haberle pasado a cualquiera, llámese Ibarra, Macri o Carrió. Le tocó a Ibarra. Por supuesto, la escoria política no podía desaprovechar una oportunidad semejante. Se saltaron todos los escalones de la justicia con el único propósito de descabezar al gobierno de la ciudad y tumbar a su Jefe de Gobierno. Lo lógico hubiese sido empezar por el imbécil que tiró las bengalas, seguir con el dueño del lugar, los inspectores que firmaron la habilitación, sus supervisores, y toda aquella persona que pudiese estar involucrada hasta llegar eventualmente a la autoridad máxima de la ciudad. Pero de la forma en que se hizo no es más que un golpe, civil, pero golpe al fin. Escudándose en “la justicia, la constitución y la democracia” la corporación política hizo leña del árbol caído y de esa forma evitó nuevamente que la bola de nieve se les vuelva en contra a todos. Viven difamando continuamente a sus contrarios, pero cuando algo los amenaza unen filas inmediatamente. De esta forma no llama la atención que en estos días el discurso de Carrió sea tan similar al de Macri. Como habitante de la Capital Federal me siento asqueado por lo que pasó. En la búsqueda de un chivo expiatorio y manipulando el dolor ajeno de una forma horrenda los legisladores de la ciudad se cagaron en el pueblo e hicieron “justicia por mano propia”. No voy a hablar de sus discursos porque no vale la pena, sería desperdiciar espacio. Mientras tanto los verdaderos culpables es probable que nunca paguen sus culpas. Quedarán sueltos por ahí generando nuevos CroMagnones. No sorprende. Al fin y al cabo es Argentina.

No quiero terminar este post sin expresar mi apoyo a los familiares de las víctimas que no entraron en el circo político y mediático y que nunca estuvieron de acuerdo con todo esto.

4 As you are

4 As you are:

Es patético sentir por dentro que digan lo que digan sea quien sea de los políticos, es como estar escuchando una novela de ficción. Nada tiene base o sustento. Bueno, basta con ser testigo de las campaañas políticas para darse cunta del circo que es todo y que viven en un submnundo completamnte escindido de las necesidades de la gente y hablando otor idioma. Y todo parece ser legitimado porque uno lee el diario y parece como un cuentito con los capítulos de las estupideces de que son protagonistas ellos. Mientras tanto afuera, en el mundo real, todo anda para el orto y yo ni puedo subir a la terraza a observar el cielo porque me cuesta respirar por las emanaciones de las petroqúímicas de Dock Sud que trae el viento Sur, y en vez de poder acudir a alguna instancia de "justicia" debo acudir a la esperanza de que la Madre Naturaleza me mande viento norte, que aunque me cague de calor, podré respirar. Mejor me mudo a la zona Sur así puedo disfrutar del viento Sur fresquito sin nada cancerígeno.
Qué lindo.. Amo a la Argentina y sus políticos.
Saludos.

Por Blogger Sebastián, 9/3/06 22:16  

No tengo más que agregar, coincido 100%.
Saludos

Por Blogger Hernán, 10/3/06 21:12  

Coincido con vos!
Habría que haber empezado al reves.
Ademas creo que una persona no puede con todo, por eso existen las estructuras y jerarquías...

Por Blogger Valerie, 12/3/06 00:02  

Valerie:
Tal cual, se llevaron puesta toda la estructura...
Saludos.

Por Blogger Hernán, 13/3/06 20:56  

Otro As you are